lunes, 23 de abril de 2018

Cervantes nicaragüense

Me acerqué a la bibliotecaria y le pregunté por sus libros. Ya había leído Sombras nada más, Margarita, está linda la mar (que me hizo recordar su nombre en labios de la voz metálica de la Feria del Libro de Madrid, anunciando que por allí andaba él firmando ejemplares, a finales del siglo XX) y sobre todo, Charles Atlas también muere, que me empujó hacia el recuerdo del mito y me regaló dos cuentos. Seguir leyendo aquí.

Recupero mi homenaje a Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017. 

No hay comentarios: