lunes, 3 de diciembre de 2018

Muerto Bush ¿se acabó la rabia?

Se me ha muerto por primera vez un personaje de verdad. Geroge H. W. Bush, aquel señor de lentes al que Manuel Antonio Noriega dijo tener "agarrado por los huevos" en la revista Time en agosto de 1988, ha muerto. Deseos, ninguno. Olvidos, ninguno tampoco. Pasará a la negra lista de aquellos que decían buscar la paz pero fueron capaces de asesinar sin compasión ni reparo a miles de personas. Reproduzco otra vez mi cuento "Silent night", para que no olvidemos lo que hubo detrás de su decisión.


Silent night


Para los panameños que desde el 20 de diciembre de 1989
no han vuelto a tener una noche de paz.

…sleep in heavenly peace,
sleep in heavenly peace”.
Joseph Mohr
Silent night 

Ahora ya somos todo aquello contra lo que luchamos”.
Ignacio del Valle
Soles Negros


Silent night, holy night!
All is calm, all is bright.

El coro del Ejército de los Estados Unidos quebró el silencio. De la nada, acapella, aquellas voces viriles comenzaron a trepar por la emocionada sensibilidad navideña de las trescientas personas que asistían a la recepción que el Presidente de los Estados Unidos de América ofrecía en la Casa Blanca, la tarde-noche del 19 de diciembre de 1989. Silent night dibujaba la Navidad en la nostalgia, con voz templada, escondiendo en su letra un paradójico presagio…
Pero antes de aquella emoción, lo más comentado fue su corbata verde y roja. George H. W. Bush, cuadragésimo primer presidente de los Estados Unidos, se movía confiado y sereno entre sus invitados. El secreto que llevaba guardando tres días, estaba más seguro entre árboles, lucecitas y villancicos.
Estrechaba manos, sonreía cordial recordando los informes de inteligencia que había leído el domingo 17 por la mañana y que confirmaban que Noriega se había pasado de la raya. Mantuvo la compostura --el hombre tranquilo en acción--, ante los niños que visitaban la Casa Blanca para cantar con él villancicos y tomar un pequeño refrigerio. Bárbara había hecho preparar el árbol de Navidad del Salón Azul con el tema “Story book”, --“¿no es hermoso querido?”--, pero por la tarde, despedidos sus invitados, se reunió con sus hombres de confianza. El problema no hacía más que crecer y había que darle solución definitiva.

Round yon Virgin, Mother and Child.
Holy infant so tender and mild,

Pero antes de aquellas voces solemnes --premonitorias sin querer--, George H. W. Bush sonreía contenido, sabiendo que el mayor movimiento de tropas desde la guerra de Vietnam se efectuará en unas horas y que el Congreso no lo sabrá hasta las diez de la noche, tres horas antes de la hora H, la 1:00 a.m. del día 20 de diciembre de 1989. Trescientos invitados para estrechar manos y hacerles sentir especiales y ganar tiempo. Periodistas, senadores, políticos, empresarios, deportistas, blancos, negros, latinos… “God bless America”, pensaba, y seguía saludando, “¡bonita corbata Señor Presidente!”, le piropeaban, “tú tampoco estás mal”, respondía chistoso, camuflando con talente festivo “el secreto”, durante su primera Navidad en la Casa Blanca como “el hombre más poderoso de la tierra”.
Pero alguien dijo tenerle cogido por lo huevos…

Sleep in heavenly peace,
Sleep in heavenly peace

Recordó otra vez la reunión del domingo por la tarde, mientras las notas y las voces del villancico flotaban en la estancia. Los uniformes del coro del Ejército contrastan en su mente con el uniforme de fatiga que 20.000 unidades vestirán esa noche. La emoción de la música le recordó a Bing Crosby…
Powell, Cheney, Scowcroft, Fitzwater, Baker, Quayle… repasó sus nombres para la historia y sus caras circunspectas y graves trazando posibilidades, albergando silencios de conciencia, recordando fracasos, buscando éxitos rotundos.
Se había convertido en un experto en disimular lo de Noriega, llevaba más de una década aguantándole, viéndole irse a la cama con unos y otros, sabiendo que pagarle no era comprarlo. Vaciló en llevárselo por delante cuando el golpe militar del 3 de octubre, “no fue idea nuestra”, se lo juraba y prometía a sí mismo y a los periodistas que le preguntaban, “fue cosa de los panameños, no sabíamos nada”, y se acordó del Senador Boren y de aquello de las manos manchadas de sangre y la falta de coraje, de lo de la inacción, “sabíamos lo del golpe”, se confesó consigo mismo, pero no, no podía ser así de simple, y ya llevaban meses creándose una alternativa militar mejor que esa, porque un golpe desde dentro no les servía, demasiada basura regada en el patio, necesitamos una opción global y definitiva.

Silent night, holy night!
Shepherds quake at the sight.


En la sala, radiante y emocionada, Maureen Dowd del New York Times esperaba el saludo del Presidente, pero George H. W. Bush, prefería dejarla para el final…

Glories stream from heaven afar
Heavenly hosts sing Alleluia,

Le confirmaron que serían los dueños de la noche, que los ejércitos de los Estados Unidos de América, por tierra, mar y aire caerían sobre Noriega y sus secuaces y se garantizaría la paz, la seguridad y la democracia; las vidas de los estadounidenses estarían a salvo. No volverían a llamarlo “blando”, no dejarían que otro error los pusiera en jaque ante la opinión pública. Acabarían con “el hombre fuerte”, el mundo dormiría mejor cuando acabaran con el dictador, aunque eso significara matarse un poco, o mucho, a ellos mismos.

Christ the Savior is born!
Christ the Savior is born


Volvió a recordar el domingo.
Las horas pasaban y el secreto seguía seguro.
El ejército de voces masculinas que transformaba la inquietud en santa serenidad, bordeaba las palabras del villancico con estudiada ternura.
--Asesinaron al teniente Paz, golpearon y torturaron al teniente Curtis y a su mujer la amenazaron con abusar sexualmente de ella, nos ha declarado la guerra… ¡Ya está bien!--, levantó la voz el hombre tranquilo, y quiso sentir sus huevos menos apretados por la mano del monstruo que habían construido entre todos, su pesadilla recurrente…

Silent night, holy night!
Son of God love's pure light.

--La mejor opción --argumentaban sus consejeros--, es una operación especial de captura del hombre con apoyo de las tropas convencionales en Panamá. Limitamos las bajas y guardamos el secreto.
--Nadie me asegura que nuestras unidades den con Noriega --zanjó George H. W. Bush el domingo por la tarde--, se mueve más que un frijol saltarín mexicano…
--Entonces usemos los 12.000 soldados que ya están allí --siguieron dándole al Presidente más posibilidades--, cogemos al tipo y a sus secuaces y mantenemos el secreto a medias. Reducimos las bajas considerablemente…
--¿Y las amenazas contra el Canal y las posibilidades de una lucha prolongada fuera de la Ciudad de Panamá? No nos queremos ver metidos en una guerra de guerrillas…
Bush y Powell se miran.

Radiant beams from Thy holy face
With dawn of redeeming grace

--Señor, la única opción viable de verdad, y que va a garantizar quitarnos de encima a Noriega, es utilizar la fuerza masiva --Colin Powell se levantó y fue al mapa de Panamá con flechas que señalan lugares estratégicos--, así terminaremos con esa gente de una vez por todas y le ofreceremos a la opinión pública un éxito rápido…
--Señor Presidente, no podremos guardar mucho tiempo el secreto…
George H. W. Bush cavila.
--Y las bajas se multiplicarán…
Sigue cavilando en silencio.
--Pero nos evitaremos un fracaso, seguro --ataja cualquier dilación estratégica Powell.
Durante media hora Bush interrogó a Collin Powell, su recién nombrado Jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército: “¿qué clase de equipo necesitamos? ¿Se podrá transportar sin que Noriega se entere? ¿Qué tropas necesitaremos? ¿Podremos capturar a Noriega en cuanto comience la invasión?”
--Tienes que asegurarme que no nos pasará lo de Desierto Uno, ni lo de Grenada…
Hubo discrepancias entre los consejeros, idas y venidas a los fracasos, ajustes de posibilidades, no se ponían de acuerdo…
George H. W. Bush, escucha Silent night, y se emociona al pensar que un nuevo amanecer se cernía sobre todos, que por la gracia de Dios todos los fracasos de antaño serían despejados, que por fin pondría sobre la mesa de la opinión pública el éxito bélico que la Nación necesitaba.

Jesus Lord, at Thy birth
Jesus Lord, at Thy birth.

El coro del Ejército de los Estados Unidos de América había comenzado a cantar Silent night. El silencio se hizo, y George H. W. Bush recordaba la reunión del domingo.
Las aguerridas voces acapella de aquellos hombres templaban la noche y emocionaban. Voces desde las trincheras, voces de padres, de hijos, de hombres que se marchan hacia una noche sin silencio, donde la paz celestial de los durmientes se verá arrasada para siempre por una decisión, la de un hombre que persigue a otro, la de un hombre que no se detendrá ante nada con tal de acabar con una pesadilla que él ayudó a elaborar. Y en el aire, las voces ocupando el silencio, venciendo el tedio del presente, deteniendo en el alma lo cotidiano para devolver a los presentes a un sitio único de libertad: la infancia.
George H. W. Bush, mastica su secreto, y en sus lentes de siempre se reflejan las luces del escenario y se toca la corbata verde y roja tan piropeada, junto a una Bárbara Bush vestida de rojo, al borde mismo de la emoción: todo es hermoso, las luces, la recepción, la tarjeta de Navidad deseando a todos amor y paz desde la Casa Blanca, los invitados glamurosos y el árbol de Navidad del Salón Azul… “es mi decisión como Presidente de los Estados Unidos”, consciente de su deber como Comandante en Jefe, como salvaguarda de las vidas de sus compatriotas que no deberían correr la suerte del asesinado teniente Paz ni sufrir los golpes y amenazas como el teniente Curtis y su esposa. Y restablecer la democracia en Panamá, esto le supo a cobre en los labios de su conciencia, y pensó en Noriega y lo harto que estaba de él y en que por fin se lo iba a quitar de encima, y recordó su reunión del domingo…
Los aplausos devolvieron a todos al presente de aquel 19 de diciembre de 1989.
Siguió estrechando las últimas manos. En unas horas el Congreso lo sabría todo.
            Maureen Dowd, por fin la última de los invitados, recibió el apretón de manos del Presidente y tenía para él una pregunta sobre Panamá --ya sabía algo--, pero la emoción festiva del acto la hizo dejar su pregunta para otro día: una noche de paz quedaba por delante.
“La hora de los aficionados ha terminado”, volvió George H. W. Bush a la reunión del domingo:
--De acuerdo, vamos a por él --resolvió. Miró a Powell y le dijo, con mucha calma: “Lo haremos”.
Mientras recordaba, a esas horas, volaban en silencio hacia la noche panameña aviones cargados de un fulgor mortal.

jueves, 29 de noviembre de 2018

Leer sin prejuicios


El sistema comenzó a temblar cuando Gutenberg inventó la imprenta de tipos móviles. A partir de ahí, cambio todo: se aceleró la publicación de textos y hubo que empezar a enseñar a leer, claro, los libros están para eso. Ya nada fue igual: se puso la razón al alcance de todos. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 27 de noviembre de 2018.



miércoles, 21 de noviembre de 2018

Panameños en tierra extraña


Trabajo descargando cajas en un Centro Comercial. Vigo es una ciudad nueva para mí y voy aterrizando, empapándome de la idiosincrasia gallega, gente abierta, trabajadora y orgullosa de serlo. Mi jefe luce (y se la he visto a más de uno) una camiseta que pone “Let’s live like galicians” y estoy totalmente de acuerdo. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 20 de noviembre de 2018.

sábado, 17 de noviembre de 2018

La construcción del enemigo


Cuando fui lobato en el grupo 5 de la Escuela Primaria Don Bosco aprendí “La Ley de la Manada”, que por su profunda sencillez me sigue acompañando hasta hoy. Son dos sencillos artículos: El primero: “El lobato escucha y obedece al viejo lobo” y, el segundo: “El lobato se vence a sí mismo”. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el periódico La Prensa, 13 de noviembre de 2018.

jueves, 8 de noviembre de 2018

Los héroes de la patria

Nos gusta la idea de las grandes revoluciones, de los heroísmos que todo el mundo ve; queremos salvar a la patria, pero que lo transmitan en “streaming” para que nos den muchos “likes” (todo esto en inglés porque en español suena “runcho”) y saquen nuestra foto en los periódicos. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa 6 de noviembre de 2018

martes, 6 de noviembre de 2018

Mario García Hudson: la música


Un país es también su música y preservarla y conocerla es un ejercicio de memoria al que no le prestamos la suficiente atención. En estos tiempos, en los que el olvido de lo que hemos sido es una costumbre muy extendida, conforta saber que hay quien no solo disfruta la música hecha en Panamá, sino que la conoce, la preserva y la difunde tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 23 de octubre de 2018.

lunes, 5 de noviembre de 2018

La patria romántica


Cincuenta años después del golpe de estado que puso a los militares en el poder, siguen quedando puntos ciegos en el relato de aquellos hechos. Los que estuvieron allí, los que saben que pasó, los que lo urdieron y disfrutaron (y disfrutan) del “proceso revolucionario” siguen callados. La amnistía, llegada la democracia, se transformó rápido en amnesia, que no es lo mismo ni se escribe igual. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 30 de octubre de 2018

martes, 16 de octubre de 2018

No habrá literatura en el cielo

La vieja sabiduría del libro de Eclesiastés dice que “no hay fin de hacer muchos libros”, a lo que habría que añadir, “ni tampoco de leerlos”. Escribir es una de esas actividades sisíficas que caracteriza al ser humano. No podemos dejar de contar, de contarnos y mucho menos de componer libros en los que volver a leer las mismas historias, leer lo que nos pasa mientras transitamos por esta vida. El “Predicador”, protagonista del libro, emprende su búsqueda de sentido y significado enfrentándose a uno de los problemas fundamentales del ser humano: la incertidumbre existencial. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en Literofilia, 24 de septiembre de 2018.

viernes, 12 de octubre de 2018

Diplomacia cultural panameña


Cuando se protesta por la corrupción del sistema democrático en general, y en particular en la Asamblea Nacional, los políticos se escudan tras la defensa de las instituciones argumentando que se ataca a la democracia. Dice la señora Ábrego: “Esta joven democracia nos ha costado mucho. No podemos ponerla en peligro”. Un ejercicio de cinismo que evidencia la calidad subterránea de nuestros representantes. Seguir leyendo aquí.
Artículo publicado en el diario La Prensa, 9 de octubre de 2018.

sábado, 6 de octubre de 2018

A pesar de la Educación


La Educación vive en nuestro país sus peores momentos. No solo en el orden curricular, sino que todo el sistema, desde Primara hasta la Universidad, padece negligencia, fatiga y falta de visión de futuro. Es un sistema enfermo, que sabotea el presente y compromete el futuro.

Praxda Zohara, escritora y docente universitaria por casi una década, nos pone en las manos un ensayo que debe ser leído por todos los implicados en el sistema educativo: maestros, profesores, alumnos de todos los niveles. “A pesar de la Educación”, nos invita a todos a sentarnos a pensar en qué sistema educativo estamos y hacia cual tenemos dirigirnos. (Seguir leyendo aquí).

Artículo publicado en el diario La Prensa, 2 de octubre de 2018.

martes, 18 de septiembre de 2018

Las mismas inquisiciones


Recuerdo una tira cómica de “Olafo el Amargado”, en un periódico de los ochenta, donde el gruñón vikingo decía, levantando la espada o la jarra de cerveza: “Aquí se puede pensar lo que quieran, siempre y cuando piensen como yo”. En plena dictadura era todo un desafío contra el sistema y alguno tuvo que exiliarse (no es cómica) por decir lo contrario al pensamiento único de aquellos días. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 4 de septiembre de 2018

viernes, 31 de agosto de 2018

Agenda para el debate III: Estadista


Según el DRAE, estadista es una persona con gran saber y experiencia en los asuntos del Estado. Es tan escueta la definición que parece fácil que algún candidato cubra las expectativas del diccionario pero no: no hay nadie. Y si nos ponemos a pensar en las biografías de grandes estadistas, entonces solo nos queda el lloro y el crujir de dientes. Seguir leyendo aquí.


Artículo publicado en el diario La Prensa, 28 de agosto de 2018.

viernes, 24 de agosto de 2018

Leer no es suficiente


Terminada la Feria del Libro, queda ponerse a leer. Si la semana pasada hablábamos de la necesidad de rodearnos de libros, ahora toca profundizar en una la idea de la buena lectura y su influencia en el lector y su entorno, idea que busca derrotar el nuevo integrismo ideológico que amenaza con sumergirnos en el pensamiento único y sus guerras por el relato. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 21 de agosto de 2018.

miércoles, 15 de agosto de 2018

Rodearse de libros


Se llama tsundoku y es el placer de tener libros solo para verlos. Proviene de los términos japoneses tsunde-oku, (apilar cosas para luego y marcharse), y dokusho, (leer libros). Una práctica que en español llamaríamos “bibliomanía” y que no deja de ser una patología cultural que conviene superar cuanto antes. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 14 de agosto de 2018.

jueves, 9 de agosto de 2018

Motivos para leer


Yo soñé que era Serafín Arellano cuando leí “El final de Norma”, de Pedro Antonio de Alarcón. En aquella época, el rostro de “La hija del cielo”, era el de una compañera de escuela. Me enfrenté al vil Rurico de Cálix (con la cara del novio de mi compañera), y Alberto, amigo de Serafín, era mi compañero Manuel. La magia del escritor me hizo ver aquella película en la que solo yo podía ser el héroe. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 7 de agosto de 2018.

La Feria que viene


Anoten las fechas y preparen su presupuesto: del 14 al 19 de agosto se celebrará la Feria Internacional del Libro de Panamá con Israel como país invitado. Será en el Centro de Convenciones Atlapa, donde les esperan un gran número de actividades culturales entorno al libro y sus autores. Una cita anual que nos recuerda que trabajando juntos, a pesar del acostumbrado desprecio presidencial, se pueden hacer grandes cosas en nuestro país. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 3 de agosto de 2018.

jueves, 26 de julio de 2018

Los libros inútiles

Veo a Ricardo Martinelli salir en las noticias mostrando libros. Libros inútiles, que solo sirven por el título, y qué lástima que no hubiese pensado antes de delinquir en leerlos y hasta en tener un programa de televisión donde mostrarlos sin esposas. Son libros que se muestran al aire para mandar un mensaje, recordando las viejas dedicatorias de canciones de amor en la radio: “para Fulanita, de parte de quien solo ella sabe”.  Seguir leyendo aquí. 

Artículo publicado en La Prensa, 24 de julio de 2018.

lunes, 23 de julio de 2018

Protestar en la era digital

Ya lo decía "La luz" de Pedro Altamiranda: “yo no entiendo de voltaje ni de sistema integrado, pero el pago de la luz me tiene casi arruinado”. Menos mal que el compromiso mundialista terminó a tiempo, porque esta yuca nos la iban a meter calladitos. “Así es mi país”: mientras nos alimenten la ilusión de patria estamos contentos. Aunque no todo está perdido. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 17 de julio de 2018.


miércoles, 11 de julio de 2018

En el país de los ciegos


Pasado el Mundial, nos toca centrarnos en lo importante, comenzando por aterrizar en su categoría a los futbolistas: no son héroes nacionales. Llamarlos así, es reducir a mero trámite deportivo las verdaderas gestas que nos han traído hasta hoy. Los futbolistas compiten, es su profesión, los héroes lo fueron por dignidad. Ni héroes ni villanos: futbolistas. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el periódico La Prensa, 10 de julio de 2018.

miércoles, 4 de julio de 2018

Agenda para el debate II: Pedagogía democrática

En estos intensos días de corrupción y fútbol, surge con fuerza el DTD (Director Técnico Democrático), un ser dotado, a su juicio, del conocimiento necesario sobre asuntos de Estado. Puede vérsele delante del televisor diciéndole de todo a las imágenes sordas de debates o sacudiendo vehemente el periódico al ver el panorama ruinoso del país. Signo del DTD moderno es su intensa actividad en redes sociales, casi siempre con una pésima ortografía. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 03 de julio de 2018.

lunes, 2 de julio de 2018

Huir por los libros

Nos fuimos de librerías mis hijas y yo la otra tarde. Solemos ir a una donde venden libros de segunda mano y allí rebuscamos y encontramos nuestros tesoros. La pequeña encontró una serie de libros donde los monstruos de siempre son amigos y amigables. La mayor, renunció a una novela al encontrar un librito que explica con claridad la Química, que le cuesta un poco. Yo encontré “El cuaderno dorado” de Doris Lessing, que me tiene admirado.
En casa, la mayor se acerca y me enseña todos los libros que tiene de Laura Gallego, su escritora favorita. Son siete por ahora, pero quiere todos y quiere una estantería para tenerlos en orden. Su cuarto se está convirtiendo en una pequeña biblioteca, apéndice feliz de la “nuestra”, la grande. La pequeña quiere toda la colección de los monstruos amigables porque la va a ayudar con sus miedos, porque explica cómo es cada uno. “No se puede amar lo que no se conoce”, dice Ortega y Gasset -pienso-, aunque, sentencia la pequeña, “ya sé que los monstruos no existen, lo pone en los libros”. Nos reímos, pero quiere esos libros por si acaso. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en la revista Literofilia.

jueves, 28 de junio de 2018

Pueblo chico, plagio grande

Camilo José Cela, Nobel 1989, se presentó al premio Planeta en 1994. Ganó. En 1995 le dieron el Cervantes. Saltó la noticia: plagio. José Saramago, Nobel 1998, publica Las intermitencias de la muerte en 2005. Saltó la noticia: plagio. Alfredo Bryce Echenique, premio Planeta 2002. Saltó la noticia: plagio. Tres ejemplos recientes y conocidos.

El plagio es condenable, sin fisuras ni excusas grandilocuentes. Esta forma de corrupción es común, antigua y de muy mal gusto, la practique quien la practique. Al plagiario lo convierte en víctima de sus limitaciones y vanidad; al plagiado, lo cosifica, transformándolo en mero objeto de copia. Seguir leyendo aquí. 

Artículo publicado en el diario La Prensa, 28 de junio de 2018.

domingo, 24 de junio de 2018

Dios, patria y fútbol

Dios, que es redondo (así dice Juan Villoro), no anda metido en asuntos de fútbol. Tiene tanto trabajo y nos ama tanto y parejo a todos que no podía darle a la selección panameña el triunfo y dejar a los belgas, de antigua y olvidada tradición esclavista, sin su victoria. Los belgas también oran. Como buen padre, deja que sus hijos compitan y que gane el mejor. Porque no es cuestión de fe, es cuestión de poner el balón al fondo de la portería por lo menos una vez más que el contrario. Dios, redondo y todo, es mucho más que todas esas oraciones tricolor y vigilias y ayunos para torcer su brazo. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 22 de junio de 2018.


lunes, 11 de junio de 2018

Cuando todo es absurdo


Funcionarios que trabajan --y se les paga-- los días 29, 30 y 31 de febrero. Una Asamblea Nacional poniendo todos los obstáculos posibles a una auditaría, la primera de la historia panameña. Diputados tuiteando su “transparencia”, pero no su partida 080. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 9 de junio de 2018.

lunes, 4 de junio de 2018

Cuando Frankenstein entró en la Moncloa


La corrupción nunca debe darse por amortizada. El Partido Popular, con Mariano Rajoy a la cabeza, debió pensarse mejor las cosas antes de sacar pecho y decir que los casos de corrupción que afectan a su partido eran “casos aislados”. La sentencia de la Audiencia Nacional sobre el famoso caso Gürtel es demoledora. Dice textualmente que se creó “…un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional”. Y entonces se desató la tormenta perfecta.  Seguir leyendo aquí.


Artículo publicado en el diario La Prensa, 4 de junio de 2018.

martes, 29 de mayo de 2018

Rumbo al Mundial de Rusia 2018

Una vez más el deporte nos pone en el mapa. “Estarás contento”, me dicen, y sí, me alegro de que por fin hablen de mi país por el fútbol y no por ser paraíso fiscal o titular de papeles bochornosamente turbios. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 29 de mayo de 2018.


lunes, 28 de mayo de 2018

La hora de los valientes

Nicaragua dice ¡basta! con la fuerza y la bizarría de un joven, Lesther Alemán, que exigió a Daniel Ortega, alto y claro, que deje de matar, que deje la represión. Se lo dijo en el marco de la mesa de diálogo nacional, que allí no estaban para dialogar, “sino para negociar su salida”. Pero el tirano y su vicepresidenta no dijeron nada: están heridos por la palabra de la razón. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el periódico La Prensa el viernes 25 de mayo de 2018.


miércoles, 16 de mayo de 2018

Soy leyenda

Hay acciones de la justicia que, por legales, no dejan de transmitir una sensación de impunidad que compromete la paz social y refuerza la idea falsa (o no) de que sale “barato”, en términos legales, quebrantar la ley. Legal y ético no van necesariamente de la mano, lo que es siempre un problema. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 15 de mayo de 2018.

viernes, 11 de mayo de 2018

La invasión y los motivos del olvido

Enrique Castro dice en una entrevista que el motivo del olvido de la invasión de Panamá de 1989 es un motivo racial. El cineasta afirma que para él queda “muy claro” que este olvido “progresivo” tiene una raíz racista.
Seguro que no ignora que ni a estadounidenses ni a panameños les importó bombardear El Chorrillo o tenerlo como escudo humano. Sabe que la “política del olvido” es un asunto de Estado que seguro se pactó desde el primer momento de la invasión. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en La Prensa, 9 de mayo de 2018.

jueves, 3 de mayo de 2018

Agenda para el debate

El tiempo vuela y las elecciones de 2019 están a la vuelta de la esquina: cuanto antes seamos conscientes de ello, estaremos mejor preparados para elegir. Uno de nuestros grandes defectos es dejar para mañana lo que tenemos que hacer hoy, además de abdicar nuestro empeño y capacidad de cambio en figuras de autoridad que nos “resuelvan” los problemas, llámese general o presidente: dictaduras y “dictablandas” de facto por la actitud de los ciudadanos. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en La Prensa, Panamá. 03 mayo de 2018


miércoles, 25 de abril de 2018

Las fiestas de las letras

“Estamos habitados por libros y por amigos”. Desde esta frase de Daniel Pennac me dispongo a celebrar las letras, que esta semana se encaraman al calendario para no dejarnos olvidar la dicha que tenemos: leer. Es, como dicen que decía Borges, “una felicidad que no se puede imponer”. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en La Prensa, Panamá. 25 de abril de 2018.

martes, 24 de abril de 2018

En Literofilia: Una experiencia compartida

Borges, dentro del citado cuento, le debe otra vez a Stevenson esta herramienta de construcción de la memoria y a los espejos. Porque ya en sí, el mismo acto de la escritura es una tentativa del doble, es una vicarización de la realidad en tanto que el escritor construye un espejo en el que resolverse y reconocerse pero siendo otro, ni mejor ni peor, ni cierto ni falso, sencillamente “otro”. Los textos son, todos ellos, huellas emocionales del que escribe. Para seguir leyendo, pulsa aquí.


lunes, 23 de abril de 2018

Cervantes nicaragüense

Me acerqué a la bibliotecaria y le pregunté por sus libros. Ya había leído Sombras nada más, Margarita, está linda la mar (que me hizo recordar su nombre en labios de la voz metálica de la Feria del Libro de Madrid, anunciando que por allí andaba él firmando ejemplares, a finales del siglo XX) y sobre todo, Charles Atlas también muere, que me empujó hacia el recuerdo del mito y me regaló dos cuentos. Seguir leyendo aquí.

Recupero mi homenaje a Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017. 

martes, 17 de abril de 2018

Sergio Pitol, artista de la fuga

Hay una imagen en el discurso de recepción del Cervantes de Sergio Pitol en 2005 que enciende siempre mi entusiasmo: “mi abuela con un libro”. El escritor mexicano enumera recuerdos de infancia y allí, en medio de tantos, está el de aquella mujer que lo crió (quedó huérfano), libro en mano. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el diario La Prensa, 17 de abril de 2018.

martes, 10 de abril de 2018

La necesidad humana de los silencios

Para el diálogo son necesarios dos: para escuchar y para reflexionar. En una época como la nuestra, donde el ruido de palabras ensordece hasta en la vida virtual, es fundamental recuperar el silencio como vehículo transformador de la convivencia.
Tanta gente habla y escribe y son tan pocos los que escuchan y leen que el diálogo civil se está viendo comprometido por una suerte de sordera dialéctica. No es posible aplicarnos al arte del diálogo si no ejercemos estos dos silencios. Seguir leyendo aquí. 

Artículo publicado en el diario La Prensa, lunes 9 de abril de 2018.


martes, 3 de abril de 2018

Utopía.


Dice Raúl Leis, en “Panamá: Luces y sombras hacia el siglo XXI”, que debemos entender que la utopía no es “la evasión ni quimera, ni los espejismos donde vararon los socialistas utópicos, sino que es utopía concreta, factible e históricamente viable, generadora de acciones posibles, y al mismo tiempo ventana abierta de par en par para nuevas utopías”. Seguir leyendo, aquí.


Artículo aparecido en el diario La Prensa, 3 de abril de 2018.