lunes, 28 de mayo de 2018

La hora de los valientes

Nicaragua dice ¡basta! con la fuerza y la bizarría de un joven, Lesther Alemán, que exigió a Daniel Ortega, alto y claro, que deje de matar, que deje la represión. Se lo dijo en el marco de la mesa de diálogo nacional, que allí no estaban para dialogar, “sino para negociar su salida”. Pero el tirano y su vicepresidenta no dijeron nada: están heridos por la palabra de la razón. Seguir leyendo aquí.

Artículo publicado en el periódico La Prensa el viernes 25 de mayo de 2018.


No hay comentarios: