sábado, 23 de octubre de 2010

Venganza en Sevilla (Reseña)

Los amantes del género de aventuras están de enhorabuena. Matilde Asensi recupera para sus lectores a Martín Ojo de Plata personaje que esconde la identidad de Catalina Solís y que protagonizó “Tierra firme”, otra novela de aventuras. Otros personajes de la citada novela también acompañan en esta nueva entrega a Martín, que se enfrenta a un encargo, qué duda cabe, mucho más grave y personal que ningún otro.
Estando en Isla Margarita, en pleno Caribe, Catalina recibe una doble noticia que la empujará a la venganza a la que alude el título de esta novela: su padre adoptivo ha sido detenido y la isla donde vive su madre, Santa Marta, ha sido asaltada por piratas. A partir de aquí la aventura está servida.
Con una prosa fluida y con la certeza de las buenas documentaciones “Venganza en Sevilla” (Planeta, 2010) nos presenta las costumbres de la época y consigue retratar con acierto y rigor la Sevilla del siglo XVII, escenario de la venganza a la que catalina se ve empujada por un juramento que hace a su padrastro moribundo.
Los Curvo, familia de la alta sociedad sevillana de la época y auto proclamados servidores de Dios y gente honrada, está detrás de encarcelamiento y posterior muerte del padrastro de Catalina. Esta se trasladará a Sevilla y gracias a su fortuna podrá codearse con ellos. Ese ir y venir de la sociedad sevillana queda muy bien retratado por la autora que revela en estos momentos su profusa documentación.
Para su empresa, cuenta con los servicios de sus incondicionales Juanillo y Rodrigo y la curandera Damiana además de una serie de personajes que van conformando el magma humano de esta entretenida novela, no exenta de la consabida acción, humor y seducción que es una de las armas preferidas de las mujeres.




Los Curvo, como todas las familias, esconden sus secretos y miserias que Catalina irá descubriendo poco a poco para ir tejiendo, con puntadas firmes, su venganza.
Como en “Tierra firme”, Catalina Solís, se transforma en Martín Ojo de Plata para repartir e imponer la justicia que necesita. Da la sensación que, en definitiva se necesita algo de hombre y algo de mujer para ser héroes, para enfrentar las aventuras que se nos ponen por delante. Esta muda de personaje es lo más rico de la saga y seguro que dará más de que hablar en la siguiente entrega.
Chirría un poco la carga constante contra los cristianos. Parece una crítica velada pero pensamos que hipócritas y desalmados los hay en todas partes y que es hora que los escritores dejen las fórmulas obvias y busque y arriesguen en la construcción de sus personajes.
Esta es una historia sin muchas más pretensiones que una lectura veraniega para los amantes del género de aventuras y que le viene muy bien a la época estival. Nadie se acerque a esta novela con la idea de leer una de las joyas de la temporada. Matilde Asensi consigue con esta novela entretener, una de las grandes metas de la literatura.

No hay comentarios: