miércoles, 15 de septiembre de 2010

Aire nuestro (Reseña)

Manuel Vilas nos concedió una interesante entrevista el año pasado. Por cosas de la técnica informática perdí sus palabras y no las puedo reproducir. Recuerdo, eso sí, a un tipo simpático, con ganas de hablar y que dijo que le gustaba lo latinoamericano y que habló de Cortázar. Aquí os dejo la reseña de su último libro, "Aire nuestro", a la espera de que otro día me conceda una nueva entrevista. Mil perdones.
Pasen y siéntense. Tomen el mando y prepárense a disfrutar de una experiencia televisiva sin precedentes. Y no le hagan caso a Groucho Marx cuando dice aquello de que él apaga la tele para leer un libro. Aquí tenemos un aparato literario que va a colmar las expectativas de los amantes de las palabras y las imágenes.
Manuel Vilas (Huesca, 1962) nos propone una experiencia televisivo-literaria en “Aire Nuestro” (Alfaguara, 2009) en la cual el autor nos propone una cadena de televisión española en la que el presente y el pasado se mezclan con el futuro provocando en nosotros un vértigo de imagines sueños y palabras que no son más que una metáfora de nuestra manera de recordar, vivir y soñar.
Esta cadena de televisión nos propone once canales temáticos en los que podemos encontrar Fútbol, Teletienda, Teleterrorismo y hasta Pressing Catch. Los personajes, todos reales, todos posibles, pasan por delante de nuestros ojos informándonos del ayer y del mañana. Como en cualquier cadena de televisión, se puede hacer zapping, es una especie de “Rayuela” del siglo XXI donde el espectador-lector puede ir donde quiera.
No son cuentos como se ha dicho en algún foro, ni son historias inconexas: la lectura de todos los canales muestran como en pequeños detalles están conectados.
Echando mano de un hiperrealismo extremo, en esta cadena de televisión vemos los hechos transformarse en historias que conectan personajes imposibles con situaciones conocidas pero que leemos con extrañeza. Aventuras posibles que se nos presentan en formato televisivo para despertar todos nuestros sentidos literarios.

El humor es una constante en esta novela, pero no un humor burlón y estúpido sino fino, inteligente, de palabra limpia y precisa que nos hará pasar un muy buen rato mientras la programación se despliega ante nosotros.
Merecen especial atención el programa del Canal 1 “Johnny Cash viaja por España” que nos ofrece imágenes del viaje que la estrella americana hizo por nuestra tierra y que contó con un interesante encuentro con Manuel Fraga. No se pierdan el programa. Otro de los destacados es el programa Dam del Canal 2 que nos ofrece un documental rodado en el Purgatorio que nos presenta la estrecha amistad de Dámaso Alonso, “Dam” para los amigos, y Pedro Laín Entralgo que hará las delicias de los nostálgicos.
En el canal 11no se pierdan Carta al hijo, protagonizado por el padre del autor y que tiene como autores invitados a Juan Benet y a Juan Antonio Vallejo-Nájera donde vemos la nostalgia del padre que desea que su hijo triunfe en la literatura.
Nos encontramos definitivamente ante un libro muy original, que pretender dar al lector una nueva forma de leer la vida, los recuerdos y la memoria. Escrito con una muy certera prosa, Manuel Vilas va a pasar a la historia de nuestras letras como el primer Berlusconi literario sin evidentemente desear aspirar por eso a la Moncloa. Y también por escribir una cadena de televisión haciendo desparecer el mito de las imágenes y las mil palabras.
Que ustedes lo disfruten y de verdad, cambien de canal cuantas veces quieran, no se arrepentirán y además no tienen que aguantar publicidad absurda. Un acierto narrativo que no se debe perder.

No hay comentarios: