jueves, 18 de marzo de 2010

Miles Davis: A trumpet vs. Drakness

Cuando mi amigo Jesús Núñez se enteró que me gustaba el jazz y que estaba dando mis primeros pasos en serio por escuchar lo mejor, me trajo a los pocos días una copia de “Kind of blue” (1959) que el año pasado cumplió 50 años de vida, allí es nada, y el tiempo no ha pasado por él: sigue siendo el mejor de los discos de jazz de todos los tiempos aunque esta frase es una frase hecha: nos faltará tiempo y criterio, lo sé, para escuchar todo el jazz de todos los tiempos. Gajes del oficio de disfrutar.
Pero lo que es verdad, y por eso esta entrada, es que Jesús me trajo hace unas semanas atrás una joya que desconocía que existía: “Miles Davis: A trumpet vs. Drakness”, un doble álbum con lo mejor de Davies y un comic que habla de la vida del genial trompetista americano. Editado por Discmedi Blau (2008), Miquel Jurado, un experimentadísimo periodista musical, y Martín Pardo, un dibujante con un currículum de vértigo (también dibuja en esta colección a Chet Baker, otro de los grandes), ponen letra y dibujos a una vida plagada de éxitos, llena de claros oscuros, pero con un resultado innegable: el jazz de su trompeta se alarga sobre la historia de la música de manera descomunal.
Planteada su biografía como un combate de boxeo que tiene cinco asaltos, los autores nos van llevando poco a poco por los grandes momentos de la vida y genialidades de Miles Davis y su lucha por su gente, por el pueblo afroamericano que tanto le debe a su música. Se nos muestra un Miles Davies muy comprometido con la causa negra, asumiendo el liderazgo en una época en que las cosas no eran nada fáciles.
Especial mención hay que hacer del momento en que después de la publicación de su “Sketches of Spain” (1959-1960), Joaquín Rodrigo quiso prohibir el disco porque, según e maestro, miles había traicionado su obra. La cosa según “Miles Davis, A trumpet vs. Drakness”, se resolvió al recibir Joaquín los cheques de los royalties. Lo cierto es que escuchado “Sketches of Spain” (Escúchalo aquí), no cabe duda que lo que hizo Miles Davies fue transformar la música de Joaquín Rodrigo en una nueva dimensión del lenguaje musical. Hay quien dice que incluso hubo envidia en el maestro Rodrigo pero, a saber.
La selección de la música de Davies muy buena. Para los que se acercan por primera vez a la obra de este genio la selección no pude ser mejor, incluso incluyen “Generique” de “Ascensor para el cadalso” (1957), otro de los milagros que la trompeta de miles dio a este planeta.
Una apuesta brillante la de Discmedi Blau y que cuenta con otros títulos que iremos reseñando según los vayamos encontrando: nos habría encantado reseñarlas según hubieran ido saliendo pero le seguiremos la pista a lo ya publicado. Todo un lujo para los amantes del jazz y un descubrimiento que le agradezco a mi amigo Jesús Núñez que de esto sabe un montón.

No hay comentarios: